Nautilus: "El pilotaje y el practicaje deben mantenerse al amparo del Estado de Chile"

Fecha:

03 Agosto 2020

Fuente:

Mundo Marítimo

Gremio que reúne a capitanes que brindan estos servicios rechaza propuesta de privatización esbozada en el Congreso.

Gremio que reúne a capitanes que brindan estos servicios rechaza propuesta de privatización esbozada en el Congreso.

En un artículo anterior publicado por MundoMarítimo referido al trabajo de la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados de Chile sobre la Ley de Puertos, el abogado Rafael Durán exponía que una de las propuestas realizadas es la de buscar mejoras en los servicios de remolcadores y practicaje entregando a la autoridad Logístico-Portuaria la regulación específica de los servicios de cada puerto, la definición de los estándares de calidad y la entrega, mediante licitación pública, de la concesión del servicio a privados con condiciones y tarifas públicas y no discriminatorias. Para conocer la opinión de los propios prácticos sobre esta materia y la realidad actual de este sector, MundoMarítimo conversó con el capitán de alta mar Raúl Cavieres, quien se desempeña pilotando naves extranjeras en los canales patagónicos del sur del país y con el capitán de alta mar Gonzalo Ramírez, quien es práctico autorizado de los puertos de Iquique, Patache y Patillo; ambos son parte de la Asociación de Capitanes de la Marina Mercante de Chile, entidad que se remonta a 1893, actualmente denominada "Nautilus" y que representa al 50% de los profesionales que ejercen como Prácticos de Puerto y más el 50% de los Prácticos de Canales, reuniendo alrededor de unos 80 profesionales.
Según explica el capitán Ramírez el practicaje en Chile se remite a dos modalidades: la primera es el practicaje que se refiere a las maniobras que se realizan en los puertos y la segunda es el pilotaje que consiste en la conducción para la derrota [rumbo de una embarcación] de una nave por los canales o entre puertos del litoral. "El Servicio de Practicaje y Pilotaje en Chile es administrado y fiscalizado por el Estado de Chile quien delega esta responsabilidad a la autoridad marítima correspondiente, que en este caso es la Dirección del Territorio Marítimo y Marina Mercante Nacional (DGTM)", apunta.
Rol clave en el comercio exterior
Para comprender la importancia del practicaje en Chile, se debe considerar que más del 92% del comercio exterior del país se realiza por vía marítima, cifra que significó en 2019 la ejecución de 6.400 recaladas, las que en su totalidad requirieron la asesoría profesional de un práctico. "Como dato adicional puedo comentar que se realizaron más de 2.000 Pilotajes durante 2019 en las áreas de Puerto Montt, Punta Arenas y en los Canales Patagónicos", complementa el capitán Cavieres, quien destaca además que, durante la actual crisis sanitaria mundial, "la importancia de la continuidad en la cadena logística ha sido fundamental para mantener el equilibrio comercial interno del país, siendo nosotros como Prácticos parte de la primera línea en la cadena logística marítima".
Este intensivo desempeño se desarrolla en medio de las dificultades de las características de las costas de Chile con escazas bahías abrigadas en forma natural, a los que suma el retraso en desarrollo de infraestructura. "Nuestros puertos principales poseen en su mayoría obras de protección portuaria de la década de los 60 e incluso anterior", apunta el capitán Cavieres, quien añade a las dificultades las dimensiones de los buques actuales que alcanzan hasta los 360 metros de eslora y 48 metros de manga. "Esto ha hecho que las áreas de maniobras representen un gran desafio profesional para los prácticos que debemos maniobrar y conducirlos a los muelles de forma segura", indica.
No quedan fuera los eventos naturales acentuados por el cambio climático. "Los eventos de marejadas registrados en Chile antes del 2010 eran 35 episodios anuales y posterior a ese año se incrementaron a 54", indica el capitán Ramírez. Este aspecto, junto con exigir el máximo rendimiento profesional de los prácticos, devela el principal objetivo por el cual se desempeñan: "Las condiciones en las que se desarrolla nuestra actividad nos ha desafiado para cumplir de mejor forma nuestra labor diaria como prácticos, siendo 'la seguridad' el pilar fundamental que nos mueve por sobre cualquier otro interés", enfatiza.
Y es precisamente desde la perspectiva de la 'seguridad', desde donde analizan la inesperada propuesta surgida en la comisión de la Comisión de la Cámara de Diputados, la que por lo demás, el capitán Cavieres califica como una mención "somera y sin argumentos sólidos" en cuanto a la necesidad expuesta de introducir cambios al sistema de practicaje y pilotaje.
"El practicaje y pilotaje por definición es un servicio de asesoría a los capitanes de naves comerciales que recalan en los puertos chilenos y que transitan a través de los canales australes con énfasis en la seguridad. Este servicio es administrado y fiscalizado por el Estado de Chile, con tarifas de conocimiento público para toda la comunidad. Un porcentaje de esta tarifa constituye la remuneración por el servicio de prácticos y el restante ingresa directo a las arcas fiscales, es decir son recursos que ingresan directamente para el beneficio de todos los chilenos", destaca Cavieres.
Además, resalta que, de acuerdo con la ley vigente, quien se encarga de la seguridad de la vida humana en el mar es la DGTM. "Por lo tanto, desde el punto de vista de la seguridad, este organismo debe continuar controlando el servicio. De hecho, las estadísticas de accidentabilidad referidas al practicaje y pilotaje lo respaldan", argumenta.
Explica también que la tarifa de practicaje no tiene un impacto real en el consumidor final, ya que su costo no es superior al 0,5% de los costos operacionales que afectan a las naves cuando ingresan a puerto. Ventaja que se perdería si se llegasen a privatizar estos servicios, así como ocurre en otros países del mundo donde se opera bajo una lógica comercial, con varios oferentes y con contratos entre privados: "Antes que todo, las tarifas no son públicas y podría darse el caso lógico que las navieras con más recaladas accedan a tarifas mejores que aquellas que lo hacen esporádicamente, generando la posibilidad de escenarios discriminatorios frente a operadores navieros pequeños", sostiene Cavieres.
Sin embargo, este posicionamiento no tiene que ver con que Nautilus promueva el estatus quo de las actuales condiciones: "Como todo servicio, el practicaje y pilotaje, debe ir adaptándose a las nuevas necesidades del país y bajo esta perspectiva estamos contribuyendo con el Estado de Chile en buscar las mejores soluciones a los nuevos desafíos. En este aspecto estamos llanos a colaborar con nuestra experiencia y conocimientos a las instituciones que lo requieran, con el objetivo de incrementar la competitividad de nuestros puertos, pero sin perder de vista que este servicio debe mantenerse al amparo del Estado de Chile".
Por MundoMarítimo

NAUTILUS A.G.
Asociación Gremial de Capitanes de Alta Mar y Prácticos.
DIRECCIÓN

Plaza de Justicia 45 Oficinas 514 - 516

Valparaíso

Fono: (56) 32 - 2212412

secretaria@capitanesnautilus.cl